alerta

XIX Congreso Nacional Extraordinario Partido Popular

Cerrar alerta

ASN le toit mes eeg, un canal bouchГ© thierry repentin ministre https://www.levitradosageus24.com/ prescription brand viagra online 2014 composГ© calculГ© la trГ©sorerie et.

Marín: “El comercio fronterizo ha sido el que ha colapsado la frontera de Melilla”

“Todos estamos de acuerdo con tener una frontera más segura y fluida para que el turismo marroquí pueda venir de manera cómoda a nuestra ciudad, pero todos tenemos que poner de nuestra parte”

Miguel Marín, secretario general del PP de Melilla
Miguel Marín, secretario general del PP de Melilla

Los intereses del comercio fronterizo son diametralmente opuestos a los intereses del comercio local y la hostelería, puesto que a mayor presión del comercio fronterizo, es decir, cientos de coches y miles de porteadores colapsando las fronteras, menos clientes de Marruecos en comercios y establecimientos hosteleros de Melilla

El secretario general del PP de Melilla, Miguel Marín, ha expresado hoy en nombre de los populares, su apoyo, consideración y agradecimiento a todos los empresarios y autónomos de Melilla por el magnífico trabajo incansable que realizan, que “gracias a ello, hacen una Melilla mejor, creando empleo y generando actividad económica. En definitiva hacen que nuestra ciudad prospere”.

Miguel Marín, ha expuesto mediante un gráfico los datos de importación de mercancías de los últimos 21 años, explicando que “desde el año 1997 hasta 2008 entraba en Melilla casi la misma mercancía, las fronteras eran fluidas, el comercio y hostelería se beneficiaba del turismo marroquí, y los melillenses pasaban la frontera sin problemas”.

Según el dirigente popular, “resulta curioso que cuando entraba en Melilla 1/3 de mercancías menos de la que entra ahora, no había manifestaciones, los comerciantes y hosteleros recibían clientes de Marruecos y los melillenses podían pasar cómodamente la frontera”, por lo que se ha preguntado si “¿será que el comercio fronterizo el que ha colapsado las fronteras”.

En este sentido, Marín ha explicado que “desde 2008 hasta 2017, han aumentado las importaciones en un 46%”, lo que ha considerado “un crecimiento desproporcionado provocando el colapso de las fronteras, y que los turistas marroquíes no puedan entrar perjudicando así al comercio y hostelería local, y que los melillenses no puedan pasar a Marruecos”, añadió.

El secretario general del PP de Melilla, ha asegurado que “los intereses del comercio fronterizo son diametralmente opuestos a los intereses del comercio local y la hostelería, puesto que a mayor presión del comercio fronterizo, es decir, cientos de coches y miles de porteadores colapsando las fronteras, menos clientes de Marruecos en comercios y establecimientos hosteleros de Melilla”.

Ha afirmado, que “todos estamos de acuerdo con tener una frontera más segura y fluida para que el turismo marroquí pueda venir de manera cómoda a nuestra ciudad, pero todos tenemos que poner de nuestra parte”.

En este punto y al tiempo que ha indicado gráficamente “que el comercio fronterizo es el que ha colapsado la frontera de Melilla” ha considerado que “los empresarios y autónomos tienen que mirar donde está la respuesta al problema que ha ocurrido en nuestra ciudad”.

Marín, quien ha insistido en que “el Gobierno y el Partido Popular no culpa a los empresarios melillenses que se dedican al comercio fronterizo”, ha confirmado que “es cierto que en estos últimos años se han implantado en Melilla sociedades con socios extranjeros que no tienen trabajadores, pero que importan mercancías y colapasan las fronteras”.

Por último, el popular, ha dejado claro que “el Gobierno de Juan José Imbroda y la Delegación del Gobierno pondrá todo de su parte. Vamos a seguir trabajando para mejorar los pasos fronterizos, tanto en infraestructuras con proyectos que ya están en marcha, como con el incremento en el número de efectivos de la Guardia Civil y Policía Nacional antes de que finalice este año”.

Comentarios

Los comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.